Vivir en el Corazón Un camino de crecimiento personal

Vivir sintiendo el Corazón, es la única manera de ser feliz.Si bien también es cierto que el corazón es también donde se ubican las heridas más profundas.

Eso quiere decir que para ser feliz debes conocer también lo que te hace infeliz.

Ese es el camino de autoconocimiento y crecimiento personal.

Hablar con el corazón, mirar con el corazón, tocar con el corazón…

El corazón nos proporciona experiencias que son infinitas en sí mismas. Al entrar en contacto con la respiración y los latidos, nuestros mundos interno y externo adquieren un ritmo armónico. Reestablecemos el equilibrio que favorece la llamada regulación organísmica.

Nacemos profundamente conectados con nuestras necesidades más básicas de afecto, nutrición, seguridad, protección…

El hecho de que estas necesidades básicas sean satisfechas, proporciona bienestar y placer. Lo que aportará a nuestra estructura una base de confianza en nosotros mismos y en la vida.

Por contrapartida, carecer de la satisfacciónde estas necesidades básicas,nos va a configurar patrones de angustia existencial:  tales cómo ansiedad, depresión, estrés, miedos, inseguridades, aislamientos.

Estos patrones caracteriales son la prueba de la desconexión de nuestro mundo emocional. La desconexión del corazón.

En ocasiones es tanta la carencia de experiencias de placer y bienestar en una edad temprana que nos desconectamos. Conectar con el corazón es una aventura que nos conduce a tocar emociones que hemos identificado como negativas, tales como la tristeza, la rabia, el miedo y evitar esas emociones nos obliga a vivir desconectados también de todo lo demás: placer, alegría, felicidad…AMOR.

Volver a estar en contacto con nuestro mundo interno, es un camino en el que la meta se llama corazón-amor. A veces los senderos son tortuosos y el miedo es la mayor resistencia. Es por eso que llamamos guerrero a todo aquel que emprende la senda.

I avanzaros también que saberte en el camino es la única forma de acercarte al corazón, el único espacio donde la sabiduría es infinita.

Te animo a que observes si estas evitando darte cuenta de que tu corazón habla. Escucharlo aunque sea en voz baja y te percates cuál es el miedo a reconectarte. Sólo en ese darte cuenta puedes oir si quieres emprender el camino a tu propio centro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *